Inicio > Pingüinos

Uno de los lugares del litoral patagónico más visitados por miles de turistas de todo el mundo que se acercan para conocer la colonia continental de pingüinos Magallanes.

Nuestro destino: Punta Tombo. Allí habitan los famosos pingüinos Magallanes entre septiembre y abril para hacer sus nidos, aparearse, incubar los huevos y alimentar a sus crías. Todo este proceso natural es un espectáculo maravilloso y tierno.

Salimos de Puerto Madryn con dirección sur por la ruta nac. 3 y luego de recorrer 70 kilómetros, tomamos la ruta prov. Nº 1. Desde allí, fuimos hasta Punta Tombo por un camino de ripio que incluye 107 kilómetros. Por supuesto que este tipo de caminos requiere que se maneje de forma muy cuidadosa; se torna muy peligroso a la hora de intentar apretar el acelerador.

Llegar al lugar y ver a estos animales asombrosos corriendo de un lado a otro en busca de sus crías y nidos es emocionante. La naturaleza animal se manifiesta y eso es grandioso.

El predio donde está ubicada la reserva de pingüinos pertenecía años atrás a la estancia La Perla y fue donada por Luis y Francisco La Regina. El principal objetivo del lugar es proteger una de las colonias de aves marinas más importante de Argentina y la colonia continental más grande del pingüino Magallanes.

Los animales conviven en un marco sorprendente. El paisaje es único. Se puede ver una masa rocosa de 3 kilómetros de largo por 600 metros de ancho que se interna en el mar. Está cubierta por arena, arcilla, predregullo y se encuentra rodeada de playas amplias y arenosas. El suelo está repleto de nidos donde los pingüinos ubican cuidadosamente sus huevos y crían, más tarde, a sus pichoncitos.