Crucero Regina Australe

Un día distinto a bordo de uno de los cruceros más hermosos que navega en Argentina. El Regina Australe – Crucero del Golfo es ideal para conocer Puerto Madryn y sus costas.
La idea resultaba fascinante: un paseo por las aguas del Golfo Nuevo apreciando la ciudad de Puerto Madryn desde el mar. Valorar la ciudad desde el agua junto a la fauna marina que habita sus costas y alrededores eran algunos de los atributos de esta propuesta que se escuchaba perfecta.

Amarrada en el muelle Piedrabuena, un clásico de esta ciudad, esta bella y gigante embarcación se hace “a la mar” de acuerdo con la época del año elegida y las condiciones del agua. En la mayoría de los casos se busca jornadas en las que las aguas permanecen quietas, calmas.

Hoy era uno de esos días perfectos.

El gran barco se hallaba anclado a la espera de los 300 pasajeros que pueden abordar para formar parte de esta singular experiencia donde se armonizan lujo y aventura en partes iguales.

La tripulación se encontraba en sus puestos y luego de escuchar una pequeñísima pero interesante charla de seguridad abordo, llegó el momento más esperado por todos los presentes.

“Leven anclas”, fue la frase que nos vino a la mente para indicar lo que sentía nuestro corazón en esos momentos. Y así, con una suavidad envidiable para semejante estructura, nuestro crucero comenzó a alejarse del muelle para comenzar una navegación de tres horas aproximadamente.

La empresa Australe S.A. se encuentra integrada en su totalidad por gente de mar, personas comprometidas con la naturaleza, con los recursos naturales y con la conservación de este ecosistema bello y único. Con más de 30 años de experiencia, este grupo de marinos realiza el avistaje embarcado de cetáceos y desarrolla lo que hoy se conoce mundialmente como Técnica Patagónica de Avistaje de Ballenas.

Esta embarcación permite, por su gran porte y especial diseño (dos enormes pontones unidos por un estabilizador hidrodinámico), brindar una navegación confortable y muy segura minimizando los movimientos típicos de cualquier barco monocasco. La idea es que los visitantes, al igual que los vecinos de Puerto Madryn, vivan esta experiencia por lo menos una vez en la vida a bordo de lo que todos llaman el Crucero del Placer.

El Regina Australe cuenta con tres cubiertas (dos cerradas y una abierta, ideal para salir los días de sol) pensadas para disfrutar del mar en algunos de sus amplios salones. Estos son utilizados para eventos corporativos y sociales como desayunos de trabajo, workshops, convenciones, conferencias, capacitaciones, presentaciones de productos, cocktails, cenas aniversario y eventos temáticos.

La posibilidad de almorzar abordo con típicos platos donde predominan los pescados y mariscos se suma a la información de los distintos lugares de interés que se van observando mientras navegamos.

Punta Cuevas, el famoso Ecocentro, Playa Kaiser, Punta del Este, el barco hundido Folias y la extensa Playa Paraná son algunos de los hitos geográficos que el barco recorre hasta llegar finalmente a Punta Loma y allí emprender la vuelta hasta los muelles Storni o Piedrabuena.

Un espectáculo que combina lo que pasa afuera (ballenas, lobos y elefantes marinos, delfines y orcas) y lo que sucede adentro: espectáculos, juegos y mucha diversión para quienes están abordo. Entre estos sobresale el ya famoso y clásico Bautismo Naval. Se trata de “un reconocimiento abordo” para todas aquellas personas que jamás han navegado en el mar. Allí aparece el Dios del Mar y los nombra hijos de Neptuno, quienes se llevan con forma de diploma un recuerdo invaluable cuyo valor conoce quien estuvo allí.

Una excursión que por costo y beneficios resulta un paseo imperdible para quien visita solo o en familia la ciudad de Puerto Madryn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *